El tejido screen para protección solar se coloca en el exterior de la ventana como producto de cerramiento (a modo de persiana) y en el interior del habitáculo como cortina. Las primeras materias que se han escogido para dar composición a este tejido han sido elegidas con criterios basados en la finalidad del producto.

Así pues, para la elección de la fibra textil, se ha utilizado el criterio de la máxima estabilidad dimensional (alargamiento y encogimiento) a la temperatura, ya que es un producto que debe soportar temperaturas muy elevadas, por estar en exposición constante al sol y muy próximo al cristal de la ventana. Por tanto, la fibra textil que
cumple mejor estas condiciones es la fibra de vidrio, ya que es una fibra mineral,
(boro silicato exento de álcalis), inerte y sin procesos de síntesis para su obtención que puedan hacer que la estructura de la misma pueda verse alterada principalmente por la temperatura solar.

Un dato que avala ésta estabilidad, es que la fibra de vidrio posee una recuperación de las propiedades dimensionales ante cualquier acción, del 100% ya que hasta los 1200º C no empieza su proceso de fusión, lo que garantiza que a temperaturas de 50, 60, 70, y 80º C no tenga ninguna variación dimensional.

Otra propiedad importante a resaltar es su poder de aislante térmico. Tiene su explicación debido a que es una fibra mineral, y como mineral propiamente dicho
tiene poder aislante. Es usada como aislamiento térmico en la construcción de edificios.

2017-08-22 07:02:27